MANGAKA LATINO, VEN Y CREA Y PUBLICA TU MANGA!!
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
MANDA UN FAN ART DE CUALQUIER HISTORIA DE "DOON !! MANGAZINE " Y VELO PUBLICADO EN LA REVISTA // MANDA AL DON@COMIC.COM
Temas más activos
Juego de Rol [Paso 2: Bienvenidos al Nuevo Mundo]
Juego de Rol [Paso 3: Ruinas de las afueras]
*GANADORA*PRIMER TORNEO DE DIBUJANTES!!! FINAL!*GANADORA*
|Juego de Rol| Rabbit Doubt - Ronda 1
La Galeria de Chobi :B (Actualizado 20/05/13)
Juego de Rol [Paso 4.2 Montaña más alta]
La galería de baratsu (actualizado 22-mar)
Tomb Raider Alternative History (TRAH)
GANADOR PRIMER TORNEO DE ESCRITORES
dream-on el sueño a la deriva
Últimos temas
» Reglamento de PUBLICAR MANGA (IMPORTANTE)
Miér Ago 02, 2017 5:31 pm por Hinagrab

» Agunos de mis garabatos XD
Miér Ago 02, 2017 5:24 pm por Hinagrab

» De regreso
Miér Ago 02, 2017 9:30 am por Hinagrab

» BUSCANDO NUEVOS MODERADORES , ADMINS Y PROPUESTAS
Vie Nov 11, 2016 3:13 pm por JEFE

» Juego de Rol [Paso 2: Bienvenidos al Nuevo Mundo]
Miér Oct 19, 2016 2:19 pm por sheyla campozano

» APTF - Asociación de Prevención del Tiempo Futuro
Jue Ene 14, 2016 4:07 pm por battleshipgeomato

» Mi primer manga: Sangre Azul
Dom Dic 06, 2015 4:34 pm por LuisFer

» Se ques muy tarde, pero bueno. Hola
Miér Nov 18, 2015 12:04 am por Catene

» alquien que me ayude a como dibujar cabello (manga o anime)
Sáb Sep 26, 2015 8:19 pm por maximino

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Mejores posteadores
Jezrim
 
kawakami_bara
 
baratsu
 
Setsuna Haru
 
Daaiico
 
Manga Ni Muchu
 
Shiro_kun
 
Inyuria
 
Miyamae Dorely
 
tamino
 
FACE BOOK DOON





Comparte | 
 

 LA CHICA DE AL LADO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Diego[Z]
NOVATO
NOVATO


Mensajes : 5
ZINE : 130
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/01/2014
Localización : lima

MensajeTema: LA CHICA DE AL LADO   Sáb Ene 04, 2014 4:01 pm

Espero le agrade esta pequeña historia:









DIA 1: MIS DUDAS, ELLA Y ROBBIE

El sol de las 17 horas incidía sobre mi rostro, un enorme destello perenne y cegador, un sol de una tarde de pre invierno, esos en los que las mañanas hacen que Lima sea un paraje helado, en los que las altas edificaciones se hacen inciertas a causa de la neblina.
El rugido incesante de mi estómago me saco del trance en el que me había sumido el efecto de ese sol moribundo sobre las cosas a mi alrededor, en algunas superficies reflejaba los rayos, en otros se apagaban. Mi mente rápidamente pensó en lo que encontraría en casa para saciar la necesidad física del que ahora era preso, pensaba en el frio almuerzo que no calentaría por desganas, algo de refresco en la refrigeradora, una que otra fruta lista para ser devorada vorazmente y tal vez algún ocasional postre…
-Pasaje pasaje- se escuchó vagamente entre mis alucinaciones famélicas.
-Las liseras- dije, depositando 2 monedas en la mano de aquel hombre.
Ver ese boleto color naranja escrito ADULTO en su cara y recordar una vez más que por el momento sería un adulto en vez de tener mi boleto morado de medio pasaje me provocaba un sensación vacía de esa rutina tan acostumbrada, además de recordar que era la segunda vez que robaban mis documentos.
La gente subía y bajaba y como de costumbre no solía fijarme en los rostros de aquella gente fugaz, recuerdo que en una ocasión una compañera de colegio se sentó a mi lado y no supe de su identidad sino hasta el momento de pedirle permiso para poder bajar, aun así no me hubiera percatado que la conocía si ella no se hubiera parado junto a mí y con voz rígida y directa se hubiera despedido de mi.
Tal vez por este tipo de incidentes los pocos que me conocen me califican con ese término, “sobrado”, mi respuesta a tal acusación siempre es el la misma: “no ando fijándome en los rostros de cada persona que sube o baja para cerciorarme si lo conozco o no”
Trataba de recordar en que otras situaciones más me había sucedido algo similar cuando sentí el vibrar de los vellos en mi brazo izquierdo, pensé que debía de estar tan distraído como para no darme cuenta que alguien se había sentado a mi lado, luego recordé que era común en mi.
Utilice el campo visual que me permitían mis ojos sin dejar de mirar al frente para percatarme que era una joven la que estaba a mi lado, rápidamente pude calcular su edad, era bueno para identificar la edad de las mujeres sin verles el rostro, las manos de las mujeres revelan muchas cosas de ella, pensaba. En este caso fue así, tenía las manos más perfectas y estilizadas que había observado en mis años de vida, dedos delgados y moderadamente largos, uñas cortas perfectamente cortadas, piel clara, tenía poblado los nudillos con vellos muy delgados, que continuaban por la superficie de sus manos hasta combinar con los de sus brazos que a los rayos del sol que entraban por el ventanal diagonalmente parecían más castaños y brillantes aunque eran negros, por esto deduje que el color de sus cabellos era negro.
Pronto mis pensamientos famélicos fueron reemplazados, imaginaba como sería el rostro de aquella joven de hermosas manos, piel clara y finos vellos oscuros. Lo más obvio era girar la cabeza y verla, pronto esa opción fue descartada totalmente, no podía hacer eso, que haría si ella también me mirase, no sabría cómo reaccionar a aquel momento en que sorprendiera viéndola, no me aventuraría a girar la cabeza indiscriminadamente, entonces que podría hacer? Mi campo visual solo alcanzaba para ver sus brazos, pronto su rostro era para mí un misterio que debía resolver lo más pronto posible, decenas de rostros imagine para aquella joven, todos mis planes para conocer su identidad sin que se de ella cuenta pronto fracasaban antes de ejecutarse, solo quedaba un opción, tenía que hablarle.
Pensé pronto en cómo podría empezar una conversación sin que pareciese un ataque hacia ella, además de sus posibles respuestas ante tan inesperado abordaje por parte mía, para empezar tenía que decir palabras coherentes, tal vez si le preguntase la hora, hubiera sido perfecto si no hubiera tenido un reloj en mi muñeca, las ideas no eran tan fluidas como el amazonas en temporada de lluvias, eran mas bien como el Rímac en invierno.
De pronto noté movimiento, era ella, introdujo una de sus manos en su bolso y extrajo un teléfono móvil, de reojo pude otra que era uno táctil, era uno de aquellos modelos que acababan de salir al mercado, de pronto mi mente dejó de maquinar.
—Señorita debería de guardar su teléfono—dije secamente.
Al terminar de proferir esto mi mente volvió a perderse entre pensamientos de duda pero fue temporal, pensaba ahora si respondería, tal vez no. No respondió pero sentí que volteó hacia mi, sentí su mirada puesta en mi, yo solo atinaba a tener la mirada puesta al frente, incólume, esos segundo me parecieron horas de angustia en los que sentí que mis orejas se hervían. Advertí en un momento que dejo de mirarme, enderezó su mirada y con un movimiento lento volvió a introducir una de sus manos con su teléfono para luego volver a retirarla limpia, me había hecho caso, esperaba tal vez un gracias susurrado, pero no escuche nada en los segundos siguientes.
Cerré los ojos para hacer el momento menos incómodo, tal vez para huir del momento tan embarazoso y poder perderme en la ceguera interna, quería estar en otro lado, cualquiera sería mejor que este asiento en este bus.
De entre a oscuridad tenue por causa de mis parpados cerrados escuche una voz firme y fina, las palabras entraron en mi y tardaron en decodificarse.
—Es gracioso, ya perdí un teléfono en esta situación y aun no escarmiento—dijo.
Al escuchar esto liberé a mis ojos de la penumbra en la que me encontraba e instintivamente voltee la mirada hacia ella, me sonreía, sentí ruborizarme, me estaba mirando, no sabía cómo debía de responder a aquella mirada tan penetrante que tenía, sus ojos entrecerrados y esa risita que mostraban sus labios, su tez era clara, no demasiado, lo suficiente como no considerarla descendiente de anglosajones paliduchos.
Ahora era yo el que estaba obligado a responder algo, es difícil decir algo cuando se olvida que idioma se habla, mi cerebro aun no supera situaciones como esta. Su respuesta me tomo por sorpresa, aunque no debía de ser así, ya que si le hablé era esperable que respondiese. Solo atiné a inclinar mi cabeza hacia mis rodillas y sonreír, hace mucho que no lo hacía francamente.
Trate de ser coherente con la respuesta que sentí estaba obligado a dar.
—Yo ya perdí la cuenta de cuantas veces me ha sucedido—dije al fin.
—Y tú en que vez escarmentaste? —respondió rápidamente.
—No en la primera—dije también rápidamente.
—Y ahora te la pasas advirtiendo a otros para que escarmienten más pronto que tú?—inquirió.
Me tomé un momento para responder pero finalmente:
—Solo a personas que portan teléfonos que si fueran míos me dolería perderlos tan repentinamente—
—Respuesta perfectamente argumentada—dijo
—Por cierto mi nombre es…—
Antes de terminar vi venir su mano que terminó posándose sobre mis labios y frustró mi intento por presentarme. Su mano estaba tibia, era tan suave y despedía un vago olor agradable, de alguna crema imaginé.
Luego de un instante retiro rápidamente su mano.
—Lo siento, no debo saber tu nombre—dijo, con un semblante triste.
Quería preguntarle el porqué de su actuar pero decidí solo responder con una pregunta
—Supongo que yo tampoco debo saber el tuyo, no es así? —
—Si, gracias por no preguntar por qué—dijo, con el semblante restablecido.
Sonrió luego de esto, le correspondí también con una sonrisa. Una frenada intempestiva nos sacudió, al parecer un taxi invadió el carril en el que estábamos por querer adelantarse.
—Esos dementes al volante uno de estos días hará que nos matemos—dijo con las cejas fruncidas.
Noté que su bolso había terminado bajo los asientos delanteros, rápidamente atiné a recogerlos, algunas de sus pertenencias yacían regadas en el piso, los recogí y guarde dentro de aquel bolso multicolor entre ellos un libro rojo que en su portada tenía la foto de un robot que al parecer dormía. Le alcancé su bolso pero me quedé con el peculiar libro.
— ¿Asi que te gusta leer libros de ciencia ficción? —pregunté con notoria curiosidad.
— ¿Eso es lo que parece no?—dijo
—No recuerdo haber escuchado de tal autor—dije en tono dubitativo. — ¿Es del género robots no es así? —
—Es uno de los más grandes referentes en el género. Si, gran parte de su producción está centrada en ese tema—contestó.
—Puedo preguntarte donde es que bajarás? —inquirí.
—Ya lo hiciste—dijo sarcásticamente. —Bajo en Rukia. ¿Y tú?—
—Cuatro paraderos antes que yo, vivimos algo lejos del centro, tenemos aún media hora de viaje por delante—dije
—Resumiendo, en Las Liseras—dijo. —Si, aun media hora, por que tantas preguntas eh?—preguntó disgustada.
—Pues si es como supongo, este no es el primer libro de ese autor que has leído, o yerro?—
Dije con una nota de altivez.
—Pues si, supones bien, y eso que?—preguntó mirándome a los ojos.
—Esperaba que me pudieras relatar uno de ellos, en lo que falta del trayecto—respondí.
— ¿Y por qué supones que accederé a hacerlo?—pregunto sarcásticamente.
—Porque de no hacerlo no tendremos de que hablar en lo que falta del viaje—dije mirándola.
Era extraño cuán rápido perdí ese temor de mirarla directamente a los ojos, hace apenas unos minutos sentía morirme cuando puso sus ojos en mi y ahora lo hago como si mirara tras un cristal buscando que hay tras este.
—Y eso será incomodo, entiendo—asintió. —Tú ganas, hay uno corto que me agradó mucho—dijo serenamente. monkey 
— ¿Cómo se titula?—inquirí con gran curiosidad.
—Este relato se titula Robbie—respondió con una risa dibujada en sus labios y empezó contando:

… (TEXTO EXTRAÍDO)…….

—Aquí me tengo que bajar—dijo mirándome, interrumpiendo el relato y sacándome del letargo en el que me encontraba por aquella voz hipnotizante.
El cobrador anunciaba a gran voz el paradero próximo para cerciorarse si alguien bajaría en aquel.
—Baja—dijo ella.
— ¿Te volveré a ver? —me apresuré a preguntar.
—Solo si subes en el bus en el que yo, acostumbro abordarlos a la misma hora y en el mismo lugar—respondió mientras se preparaba para bajar.




DIA 2: ANGUSTIA Y DESENLACE

Mientras me dirigía al paradero hice unos cuantos cálculos, sumando y restando minutos pude resolver en que paradero abordó el bus, también hice unos cálculos de la hora aproximada en que abordó el bus el día anterior, aún faltaba 40 minutos para que aborde el bus a la misma hora que ayer, esa hora era la única clara que recordaba, tenía que considerar todas la posibles situaciones que puedan ocurrir. Si el bus tardaría unos minutos más o minutos menos en hacer el mismo recorrido hasta el paradero donde ella esperaba, tenía que estar en ese paradero a esa hora que ella abordó.

Mis angustias empezaron, tal vez jamás la vuelva a ver, quizá aborde un bus antes que el mío, o peor uno después del mío. En un momento pensé que sería mejor que la esperara en ese paradero y que los dos abordemos el bus, pero pronto descarte esa idea, el destino fue el que nos juntó y si quiere volver a juntarnos lo hará.
Ya casi se había cumplido el tiempo, 35 minutos habían transcurrido, el siguiente bus seria el elegido, espere 3 minutos más antes que apareciese “el rojo”.
A esa hora no habían mucha afluencia de público, habían unos cuantos asientos juntos vacíos, me senté junto al pasillo para evitar que alguien se sentara junto a mi.
Las dudas hacían de mi estragos, sentí que el bus estaba demorando más de lo que debía en llegar a aquel paradero esperado donde subiría ella si era el tiempo correcto, el reloj me tranquilizó, era la hora que generalmente le toma llegar al paradero Primavera uno antes del que creo que ella abordó.
Preferí cerrar los ojos, era mejor que ver el paradero sin ella esperando en el. Sentí la desaceleración del bus y luego se puso en marcha nuevamente, el destino tenía ahora el control.
—Permiso por favor—dijeron.
Me sentí obligado a volver a ver al sentir que tocaban mi hombro, lo hice rápidamente para dar paso.
— ¿Sueles cerrar los ojos mientras te golpeas una pierna? — Era ella, con esa última pregunta recordé su tono de voz.
— ¿Y bien? ¿Me dejaras parada aquí hasta que baje o te moverás?—dijo algo divertida.
Rápidamente tomé mi lugar y ella el suyo, esta vez traía el cabello recogido con una cinta violeta.

—Parece que calculaste muy bien el tiempo—dijo mientras acomodaba su bolso sobre sus piernas.
—Eso parece—dije, sonriendo.
Respondió a mi sonrisa con la suya propia.
—Ayer te fuiste cuando la historia se ponía interesante—mascullé.
—Es mi parte favorita, “el nudo”—dijo, ensalzando la última palabra.
— ¿Continuamos entonces?—pregunté amablemente.
Extrañaba el sonido de su voz y la fluidez que tomaba esta cuando relataba.
—Continuamos—dijo, dando un respiro significativo.

……………..(TEXTO EXTRAÍDO)…………………..

— ¿Te gustó? —preguntó, mirando de un lado a otro y colocándose el bolso sobre su hombro izquierdo.

—Espero que si, ya tengo que bajar, adiós—dijo con una sonrisa en sus labios.

Era la primera vez que se despedía, y sentí que sería la última, pensé tal vez en pedirle mañana que me narrase una nueva historia.

Pero pronto recordé que mañana empezaba el feriado largo por iniciarse la pascua.

Sonreí, el lunes será, me dije.


La chica de al lado:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shiro_kun
DEDICADO
DEDICADO
avatar

Mensajes : 495
ZINE : 6913
Reputación : 90
Fecha de inscripción : 14/03/2013
Edad : 21
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: LA CHICA DE AL LADO   Sáb Ene 04, 2014 4:33 pm

muy buena tu historia.... Muy bien narrada ese tipo es un as como midio el tiempo para encontrarse de nuevo me gusto mucho sigue asi....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inyuria
DEDICADO
DEDICADO
avatar

Mensajes : 368
ZINE : 4837
Reputación : 20
Fecha de inscripción : 09/04/2011
Edad : 22
Localización : en una galaxia lejana :D

MensajeTema: Re: LA CHICA DE AL LADO   Sáb Ene 04, 2014 5:23 pm

me gusta la forma en la que escribes y esto promete ·w· esperare tu actualizacion o/ nos seguimos leyendo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Diego[Z]
NOVATO
NOVATO


Mensajes : 5
ZINE : 130
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/01/2014
Localización : lima

MensajeTema: Re: LA CHICA DE AL LADO   Sáb Ene 04, 2014 5:48 pm

Gracias, me alientan a seguir. Creen que debería de tener continuación esta pequeña historia?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
danterdz
MIEMBRO
MIEMBRO
avatar

Mensajes : 94
ZINE : 1589
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 08/04/2013

MensajeTema: Re: LA CHICA DE AL LADO   Sáb Ene 04, 2014 10:16 pm

wow, esto no es un guion, es una novela y te quedo perfecta, espero la siguiente actualizacion
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Diego[Z]
NOVATO
NOVATO


Mensajes : 5
ZINE : 130
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 03/01/2014
Localización : lima

MensajeTema: Re: LA CHICA DE AL LADO   Dom Ene 05, 2014 10:04 pm

Si, una novela corta, Gracias por tu comentario, mui alentador de tu parte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: LA CHICA DE AL LADO   

Volver arriba Ir abajo
 
LA CHICA DE AL LADO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» este domingo por el lado de codorachi grupo cabezones
» no¡no¡no¡ no es amor lose ¡
» LA CHICA DE SUS SUEÑOS, de Donna Leon
» El ladO OscurO del amOr - Rafik Shami
» ! lo que viví a tu lado !

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: MANGAZINE :: PRESENTATE-
Cambiar a: